martes, 8 de septiembre de 2009

Pecado


Quisiera creer en gualichos y en maleficios. Convocar a monstruos de siete cabezas y saber lanzar conjuros y maldiciones.
Quisiera poder odiar con la misma intensidad con la que amo y poder borrar con el codo todo lo que escribí con la mano. Y después cortármela, para no volver nunca a cometer el mismo pecado.
O morir de una vez por todas. De una vez y para siempre. Morir a la inconsistencia de tan maltratado continente, morir envuelta de pasión, atragantada de besos, devorada por un ataque feroz de arrepentimiento.
Sí. cualquier cosa es preferible a este terrible olor a encierro. a este infierno helado y silencioso, a esta quietud morbosa; a tener que estar despierta y seguir viendo, seguir
viendo, seguir viendo.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

...no tengas miedo si en la madrugada el viento hace palmas contra el ventanal....

La Musa dijo...

no es miedo...son las "Vidas Pasadas"