miércoles, 9 de septiembre de 2009

La Guerra del Mar


Nada era tan verde, ni tan profundo ni tan verdadero.
Nada era tan sólido, nada tan duradero.

El viento empezó a soplar de lejos
y barrió la capa, y el sombrero, las plumas, los tinteros.
Y las guitarras se fueron quedando sin cuerdas, saltaron los clavijeros...

Así: así comenzó la guerra venida de mar adentro.


2 comentarios:

La Griega dijo...

Se que este blog tiene el mote de "cuarto oscuro", pero le voy a dar un poco de luz, de la que tengo hoy por hoy. ES muy bueno!!!, no le parecerá feliz a mas de uno, pero la felicidad no es literatura, las letras son lo que tengan que ser en si mismas, y acá hay unos párrafos exquisitos.
Te quiero
Te abrazo
Ale

La Musa dijo...

Gracias. Gracias.Gracias.